lolitas


, culo apretado, lolitas, chocho gratis, mujer fatal, lolitas, ducha dorada, intercambio parejas liberales, peliculas porno, pelicula amateur, lolitas, clubes libertinos, bonitas chicas, china, chica gorda

follada anal


dominadoras, morena puta, bonitas mujeres, peliculas xxx gratis, mujer desnuda gratis

lolitas lolitas dialogo x coño caliente bella pelirroja rubias que maman lolitas relatos de sexo chocho gratis peliculas amateurs culo primer plano pareja libertina lolitas coño caliente rubia que mama

 

En ese momento sentí que otro hombre se inclinó detrás mío, pude sentir su aliento sobre mi cuello. Me besó delicadamente las orejas y la nuca, y con un movimiento a la vez suave e implacable, emepezó a encularme. La idea de estar tan llena de todos lados me excitaba aún más. Se fueron retirando uno por uno, y se pusieron a acarciarme, mientras yo yacía exhjausta en el piso. Entonces se oyó un pito agudo y estridente. En esta ocasión tenía que entrevistar un equipo de fútbol, unos quince hombres si contamos los reemplazantes, y me habían prevenido que era un equipo al que no debía hacer esperar… Entonces la enorme polla me llenó a su vez la boca de esperma, me lo tragué todo, como si mi vida dependiera de eso. La polla que mamaba estaba cada vez más gruesa, y me sentía tan bien, así de rodillas mamandola mientras el resto de la compañía me prodigaba caricias por todo el cuerpo. Me arquée aún más, abrí las piernas lo más que pude, quería que todas esas manos y dedos suguieran hurgandome. Yo les pertenecía. Iba vestida, como de costumbre, de un pequeño impermeable en vinil negro, para protegerme de la humedad del lugar. Pero pensandolo bien no era muy útil, puesto que abajo no llevaba estrictamente nada. Llevaba únicamente un par de sandalias de tacón muy alto, y esto me obligaba a arquearme, proyectando de manera ostensible mis senos hacia adelante. Cuando me acerqué al umbral de la puerta, mi corazón empezó a latir precipitadamente : es la misma sensación cada vez, el vapor y el calor ambiente me ablandan las piernas, y esto me da ganas de frotarme contra todo lo que se me pone enfrente… El tío entró despacio, dandome el tiempo de acostumbarme a su ritmo. Cada centimetro que me metía hacía aumentar mi placer. Me había metido la polla hasta el fondo, sus cojones debían tocar literalmente los del otro tío. Su vientre se pegaba a mis nalgas en cada embestida. Me apoyé en mis dos brazos para descansar un poco, pero ya otras manos me atrapaban. Aunque estaba en un estado casi halucinatorio, tenía todavía un poco de conciencia para ver que alrededor todos se masturbaban sin escrúpulos frente al espectáculo que les acababa de ofrecer. Sentía las manos que me acariciaban los muslos, me abrían los labios y algunos se atreviron a mterme los dedos en lo más profundo del coño, mientras hubo uno que agarró con su boca mi clitoris hinchado. Los dedos que me tomaban el coño fueron acelerando la cadencia, así como la lengua sobre mi clitoris : no puede reprimir una serie de gemidos, aunque era dificil por la enore polla que tenía en la boca. Sin duda, esto lo excitó aún más, y aceleró la cadencia con que me penetraba la boca ; por su gemido ronco supe que estaba a punto de correrse. Empezó a ir y venir en mi boca sin clemencia alguna, y que me tratara tan bruscamente, además de lo que sus amigos me hacían, hizo que me invadiera un ardor como antes de cada orgasmo. Al mismo tiempo que sentía esto, sentí toda su leche hirviendo en la garganta, y se deslizaba por mi rostro : esto intesificó aún más mi escandaloso orgasmo. " Es el entrenador, debes irte inmediatamente, me dijo uno de mis amantes. Caí de rodillas, y como por efecto de magia mi equipo se alineó, muy disciplinadamente, presentandome una multitud de pollas que mamar. Todas eran distintas, y empecé a lamer la primera con deleite. Grandes o pequeñas, espesas, finas, gruesas, erguidas o un poco torcidas, todas esas pollas tenían personalidad propia, pero ese día todas eran mías. Podía hacerles pajas hasta que un largo chorro de jarabe blanco y cremoso surgiera de sus augustos capullos dulces y suaves como un fruto maduro: eran todas mías.

chocho peludo gratis

src="http://t0.extreme-dm.com/0.gif?tag=miki81&j=n">